El brillo pop de The Orchids

Cumplidos casi 27 años desde su debut, el mítico grupo escocés THE ORCHIDS publica su nuevo trabajo en Acuarela. Los de Glasgow, clásicos donde los haya y veteranos de la etiqueta Sarah Records, vuelven con 14 canciones de soul-pop pegadizo, letras aterciopeladas y estribillos de otoño-invierno, todo ello bajo el título de Beatitude #9.

The Orchids novísima

“La mejor banda pop escocesa desde Orange Juice” – Melody Maker
“Canciones de gran ingenio emocional y un indie pop brillante” – All Music Guide

Desde 1986 la enigmática banda de Glasgow ha publicado diez singles y cinco álbumes. Seis y tres respectivamente vieron la luz de la mano del legendario sello Sarah Records (donde eran una de las joyas de la corona junto a gente como The Field Mice o Another Sunny Day), todos ellos acogidos con grandes elogios por parte de la crítica. Sus primeros dos sencillos fueron sucedidos en 1989 por el mini álbum Lyceum, culminando este período en 1994 con su rompedor tercer LP, Striving For The Lazy Perfection producido junto al que es considerado como el sexto miembro, Ian Carmichael de One Dove.

Poseen la chifladura benigna y combativa del C86 y del sonido Postcard y el terciopelo de melodías que buscan tanto los anticuarios del pop en letra pequeña. En cierta forma, The Orchids abrieron el camino a la perfección zen de otros grupos de los 90 (Belle and Sebastian, Trash Can Sinatras, Delgados). Es justo decir que a muchos les recordarán a predecesores o contemporáneos como Pale Fountains, Prefab Sprout, Go-Betweens, Orange Juice, Felt o Close Lobsters. Estribillos melancólicos, melodías pegadizas, textos sobre el amor, el desamor y la esperanza.

Reformados en 2007, después de un descanso de más de una década, la banda lanzó su cuarto álbum, Good To Be A Stranger, aún disponible gracias a Siesta. Aquel año ofrecieron su primer directo en suelo español en el Primavera Sound. De 2009 a 2010 estuvieron grabando su quinto trabajo en su estudio casero. El resultado fue The Lost Star, que supuso la vuelta de Ian Carmichael, y de la vocalista Pauline Hynds.

A comienzos del 2012 la banda realizó una exitosa tercera visita a España con ocasión del festival Tanned Tin, en las espectaculares instalaciones del Teatre Principal, donde fueron los absolutos triunfadores. Dedicaron el resto del 2012 y de 2013 -además de telonear a The Pains of Being Pure at Heart, tocar en el Primavera Sound o participar en una película y un libro acerca de Sarah Records- a escribir los temas de su flamante sexto álbum, en los que Ian Carmichael y Pauline Hynds han trabajando de nuevo mano a mano y cuyo resultado son 14 canciones directas, emocionantes, sencillas y complejas al mismo tiempo, y endemoniadamente contagiosas.