El nuevo single de Musel incluye versión de Low

Definidos por el músico californiano Dorian Wood como “a lovely shoegaze wet dream” (un hermoso sueño húmedo de shoegaze), MUSEL es también el proyecto del coruñés Óscar Vilariño (ex-teclista de Triángulo de Amor Bizarro, ex-Vale Tudo y por supuesto también parte de A Veces Ciclón). Tras debutar en el 2015 con “Rabuña” y su borrascoso noise-pop de alta graduación, vuelven ahora con “Paseniño” dos canciones –una de ellas una adaptación en gallego de “Words” de LOW- sencillas e hipnóticas. Slowcore norteño donde consiguen ponerle nombre, como sucede en su lengua materna, a las mil maneras que existen de llover.

Dice Oscar Vilariño: “Este disco debería llamarse “Sombra e Luz”, todos lo sabemos. Se trata de una suerte de adelanto de nuestro futuro LP. En ese futuro disco largo irá incluída de nuevo esta tonada, pero en su versión “con banda”, como se suele decir en el lenguaje de los grupejos, que dirían mis adorados Chico y Chica. Estoy especialmente orgulloso de esta canción porque además de que tiene unos acordes muy riquiños, es la primera vez que hago algo parecido a un solo de guitarra. La cara B es una adaptación al gallego de la primera canción del primer disco de los putos Low, que además es, a mi parecer, una de sus mejores canciones. La he adaptado yo mismo, haciendo encaje de bolillos entre lo que es pura métrica y la ambigüedad propia de tantas canciones de la banda de Duluth.

Que estas siete pulgadas se titulen “Paseniño” no se debe solamente a la evidente belleza estética de esta palabra gallega que significa literalmente “de manera continua pero lenta”. A los no gallegos os sonará a broma, pero es cierto, podéis comprobarlo vosotros mismos consultando el diccionario de la Real Academia Galega. Y es que las cosas en Musel funcionan realmente paseniño. ¿Los motivos? Millones: cambios de formación, cambios de residencia, cambios de infratrabajos, miseria provocada por este sistema capitalista en profunda decadencia que no solo no nos permite realizarnos como personas sino que además nos machaca económica y anímicamente… Lo típico. Pero ahí estamos siempre maquinando cosas que hacer. Cosas que verán la luz, aunque sea en 2050 (si el trap no destruye el mundo tal y como lo conocemos hoy día).

En este disco, además de Carlos Méndez (bajo y programación) y servidora (guitarras y voz), únicos miembros fijos en este proyecto, han participado muchos amigos a los que les damos millones de gracias: Xan Molina de Mequetrefe me prestó su Guild y grabó las guitarras acústicas, las voces y también el solo de “Sombra e Luz”; María G. Mieres de San Jerónimo grabó los coros en las dos canciones; Xavier Muñoz, mi compañero en A Veces Ciclón, grabó el sinte de “Sombra e Luz” y mezcló el disco; y cómo no, Rafael Martínez del Pozo masterizó. La foto de portada es de David Cao y la de contraportada es mía. El diseño es de mi querida amiga Mariña Fernández. No podemos asegurar que lo próximo que vayamos a sacar sea un disco largo, porque no compartimos la actitud estándar de los grupos musicales: ensayar, grabar, girar, intentar molar sin conseguirlo, odiarse, volver a ensayar, volver a girar, no disolverse en el mejor de los casos… Así que si por el camino encontramos algo en lo que enredar, seguramente optemos por esa opción”.

Compra el 7″ de “Paseniño” aquí.