Primeros resultados de la unión entre Acuarela y Mouca

Como lo prometido es deuda, tras anunciar al principio del verano que Acuarela y Mouca comenzaban juntos una nueva aventura editorial, comienzan a aterrizar los primeros proyectos fruto de esta unión simbiótica entre la plataforma portuguesa-germánica y el sello madrileño. El pistoletazo de salida lo damos con sendos lanzamientos de dos bandas tan prometedoras como los daneses Crystal Shipsss y el trío de Brooklyn Beach Arabs.

Crystal-Shipsss

Crystal Shipsss — “Dirty Dancer”

A Jacob Faurholt de Crystal Shipsss nunca se le ha dado bien ocultar nada. Así que cuando este danés con residencia en Berlín decidió escribir una colección de canciones personales destinada únicamente a ser compartida con su «yo futuro» y no para un lanzamiento oficial, en el fondo siempre supo que desbordante cuaderno de bitácora sería puesto algún día a disposición del mundo para ser descubierto. El álbum, titulado Dirty Dancer, es una íntima e inquietante recopilación de pequeñas caídas y mayores elevaciones por las que pasa un hombre cuya vida viene cargada de altibajos – todos ellos documentados a través de melodías reminiscentes de Daniel Johnston, Xiu Xiu y Grandaddy. Grabado esporádicamente entre 2011 y 2013, Dirty Dancer ha sido finalmente masterizado por James Ploktin (Nadja, Isis, Earth).

Crystal Shipsss han compartido escenario con bandas como Nadja, The Black Heart Procession, TEEN, CocoRosie, Efterklang, y Grizzly Bear.

Puedes comprar Dirty Dancer aquí.

beach arabs

Beach Arabs — “Wild movement”

Nacida y criada en Park Slope, Brooklyn, Liz Hogg formó Beach Arabs con sus compañeros de clase del instituto. Desde edad muy temprana, Liz había comenzado a tocar la guitarra inspirada por su ídolo musical John Frusciante, cuya canción Head (beach arab) dio lugar al nombre de la banda, y junto a Andrew Orenstein y Nathaniel Sabat –que se conocieron mientras construían casas juntos en Nicaragua- auto-editaron su álbum de debut, Under the Whale en enero de 2011.

El trío ha invertido mucho tiempo actuando en casas, sótanos, garajes y lugares para todos los públicos y edades, dejando bien clara la idea de que las guitarras distorsionadas serían el sello distintivo de su segundo trabajo, Wild Movement. En uno de sus mejores temas, On The Beach nos deleitan con tensos alambres agudos que parecen venir surfeando, mientras comienza y se detiene una peculiar cadencia que sin ser enteramente suya, ellos cultivan como propia y nos recuerdan a una era underground en la que sellos como Homestead y SST Records jugaron un papel importante.

Wild Movement fue grabado en los estudios Radian en Bed-Stuy, Brooklyn, en la primavera de 2012 y sale al mercado como una edición limitada de casetes (de la mano de Mouca) distribuida y vendida en su totalidad en su gira por los Estados Unidos; y se propagará por el mundo entero (Acuarela) en forma digital a partir de la semana que viene.